La enzima llamada dithranol o antalina que emiten los peces garra rufa en el tratamiento de la ictioterapia penetra en la piel del paciente en un 30 minutos.

 

Usando el tratamiento de forma óptima dicha enzima no se distribuye por todo el cuerpo sino que sólo afecta a la zona tratada.

 

Es uno de cualidades más beneficiosas de este tratamiento cuyo principal protagonista es el pez doctor ya que se usa para tratar el desorden producido por la enfermedad llamada psoriasis.

 

Dicha enzima produce un rejuvenecimiento de la piel ya que actúa sobre las células, dejando la piel con una textura muy suave y brillante.

 

También esta enzima es utilizada para combatir otras enfermedades relacionadas con la piel.