Hay una variante de los peces garra rufa que da lugar a confusiones y son los llamados peces chinos o peces chin-chin

 

Los peces chinos no segregan la enzima dithranol, son peces que a partir de los 2 centímetros de longitud les crecen los dientes con lo cual pueden provocar heridas a los pacientes en el tratamiento de ictioterapia ya que no succionan las pieles muertas sino que las arrancan y no solo la piel muerta (epidermis) sino también la piel viva (dermis).

 

Estos peces chinos son mucho más económicos que los originales peces garra rufa y no están protegidos por la ley como sí ocurre con los oriundos de Kangal.

 

Si se pretende comprar el original pez garra rufa debemos exigir el certificado de procedencia para no tener desagradables sorpresas.