La psoriasis es una enfermedad cutánea, no contagiosa y congénita , es decir, hereditaria y además crónica; se caracteriza por producir erupciones en la piel eritemato-descamativas con predominio en determinadas zonas del cuerpo como son los pies, las rodillas, los codos, manos, uñas y cuero cabelludo, teniendo diferentes grados de afectación.

Es más frecuente que la hereden los hombres que las mujeres; la parte del cuerpo más común donde se produce es en las articulaciones, tales como rodillas, codos, manos y pies.

 

Una enfermedad con gran impacto social que puede llevar a episodios de depresión por parte de quien los padece.

 

Dicha enfermedad afecta a 1-3% de la población, pudiendo ser de diversos tipos y grados de severidad.

 

Uno de los métodos, a parte de los farmacéuticos, para mitigar los efectos que producen dicha enfermedad es la aplicación de ictioterapia con el empleo de los peces garra rufa o pez doctor.

 

Aquellas personas que lo han probado, en su gran mayoría, afirman que la mejoría notada es notoria, de ahí que en muchos Spaa y centros de belleza se esté implantando y no solo por cuestiones estéticas (que las hay) sino sobre todo por sus efectos terapéuticos.

 

Potenciándose el efecto terapéutico por la emisión por parte de los peces garra rufa de la enzima dithranol que fomenta el rejuvenecimiento y regeneración de las células de la piel.