La psoriasis es una enfermedad cutánea, no contagiosa y congénita , es decir, hereditaria y además crónica; se caracteriza por producir erupciones en la piel eritemato-descamativas con predominio en determinadas zonas del cuerpo como son los pies, las rodillas, los codos, manos, uñas y cuero cabelludo, teniendo